La terapia de luz infrarroja

 

La terapia de luz infrarroja, también conocida como radiación térmica o radiación de calor, es comúnmente utilizada para mejorar la salud física, promover la cicatrización de los tejidos, y también el tratamiento de problemas psicológicos. Dicha terapia se utiliza principalmente como un tratamiento de medicina alternativa.

Diferentes tipos de dispositivos se pueden utilizar para proporcionar la luz infrarroja para la terapia con luz infrarroja, por ejemplo, las lámparas de infrarrojos y las salas de sauna de infrarrojos. Los problemas físicos comunes tratados con la terapia de infrarrojos incluyen dolor en las articulaciones y musculares, artritis, fibromialgia, y heridas de cicatrización lenta. Las investigaciones indican que la terapia de infrarrojos puede ser beneficiosa en algunos casos, pero no todas las aplicaciones sobre los beneficios de este tipo de terapia de luz han sido probadas científicamente.

En la actualidad se pueden encontrar accesorios para terapias infrarrojas para practicarlas en el hogar o en cualquier otro sitio. La faja calor infrarrojo YM95 es por ejemplo uno de estos accesorios que se pueden usar en la casa, la calle, la oficina o prácticamente cualquier lugar, y además, puede ayudar a aliviar dolores musculares y facilitar los procesos de desinflamación al estimular la circulación sanguínea.

La luz infrarroja es una forma de radiación electromagnética con una longitud de onda más larga que la de la luz visible, lo que significa que no puede ser vista por el ojo humano. La mayoría de los tipos de fuego, incluyendo el calor de una estufa, el sol o el cuerpo humano, contienen luz infrarroja. La luz solar ordinaria se compone de la luz infrarroja, la luz ultravioleta y la luz visible.

Las lámparas y otros dispositivos utilizados en la las terapias de luz infrarroja por lo general sólo producen una determinada longitud de onda de luz infrarroja, y no hay luz ultravioleta o luz visible.

En la terapia de luz infrarroja, un dispositivo, como una lámpara, se utiliza a menudo para exponer las partes del cuerpo a la radiación infrarroja, mientras que una sauna de infrarrojos se puede utilizar para exponer todo el cuerpo.

Estudios científicos indican que los tejidos como piel, hueso y músculos, se curan más rápido después de la exposición a la luz infrarroja, aunque el proceso no se entiende completamente. Una posible explicación es que la luz infrarroja promueve la formación de vasos sanguíneos muy finos llamados capilares, mejorando la circulación y acelerando así el proceso de curación. También se ha sugerido que la luz infrarroja estimula la producción de colágeno en el cuerpo, ayudando a curar la piel más rápido y reducir la formación de tejido cicatricial.

¡Muchas temáticas como ésta las puede encontrar en Tecnovita by BH , en donde se preocupan por su bienestar y belleza!

 

Un Comentario

  1. Comentado 9 abril, 2013 a las 5:21 | Permalink

    Saludos.
    Mi nombre es Rafael Lopez Navarro, soy preparador físico profesional y deseo iniciar con un lugar para terapia física.

    Mi duda es si ustedes tienen a la venta estos aparatos o proporsionan el servicio directamente.

    Gracias por la respuesta.

    Rafael Lopez Navarro.
    Tel 331082 4954 Y 16763889

Escribe un Comentario

Su correo nunca será publicado ni compartido. Los campos requeridos están marcados *

*
*